CONSEJO PARA LA ACREDITACIÓN DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR A.C.

Al presentar las “Directrices para elaborar e implementar mecanismos de prevención, atención y sanción del hostigamiento sexual y acoso sexual en las instituciones de educación superior”, la Secretaria de Educación Pública, Delfina Gómez Álvarez, afirmó que es prioritario no tolerar ninguna forma de violencia contra las mujeres, “por lo que transformaremos desde el ámbito educativo lo que debe de modificarse la sociedad entera; esta transformación es un reto y al mismo tiempo una obligación no solamente moral, sino también social”. En este sentido, el Subsecretario de Educación Superior, Luciano Concheiro Bórquez, afirmó que se daba un paso histórico para terminar con la invisibilización de la violencia hacia las mujeres y actuar en correspondencia y prevención de esta lacra social.

Image

Con la anfitrionía de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior y acompañamiento de las titulares de la Secretaría de Gobernación y el Instituto Nacional de las Mujeres, así como subsecretarios federales, rectores y titulares de Instituciones de Educación Superior, así como secretarías de Educación estatales, la maestra Delfina Gómez precisó que estas directrices brindan pautas para que sean los mismos centros educativos quienes las articulen según sus necesidades y su normatividad, ya que resulta inaceptable que continuemos sin dar respuesta eficaz y contundente a las conductas violencias y dejemos pasar. “Participaremos todos los niveles del sistema educativo, asumiendo nuestra obligación de erradicar la violencia de género”, enfatizó.

Aseveró que la violencia de género es consecuencia de los patrones socioculturales que promueven y sostienen la desigualdad. Ante esta situación, la transformación cultural entre las autoridades, el estudiantado, el profesorado y el personal administrativo que conforman nuestras comunidades escolares se torna impostergable y se hace urgente establecer medidas de prevención, de orientación, de canalización y de seguimiento de los casos de hostigamiento y acoso sexual.

Image

La Titular de la SEP instó a enfocar nuestros esfuerzos en la prevención, detectando las manifestaciones de las violencias menos evidentes y que aparentemente pasan desapercibidas, es el caso de la violencia que se encuentran basadas en estereotipos, mandatos y discursos reproducidos a través de prácticas que naturalizan las desigualdades entre los géneros y que llegan a considerarse naturales y comunes.

Durante su intervención vía remota, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, expresó que las mujeres universitarias de nuestro país, tanto alumnos como trabajadores, docentes, académicas y funcionarias, necesitan de protocolos institucionales que atiendan cualquier tipo de violencia de género con el fin de crear un ambiente armónico y seguro en estos centros de enseñanza.

Image

Las directrices que hay se presentan, agregó, establecen los ejes principales para consolidar el enfoque de género dentro de las estructuras orgánicas de las escuelas de nivel superior que en nuestro país. Y son también la respuesta a dos de los problemas más recurrentes en el espacio universitario: el acoso sexual y el hostigamiento, que son una constante en la vida de muchas mujeres en cualquier ámbito.

Respecto a las directrices presentadas, la Secretaria de Gobernación consideró que teniendo como base la naturaleza diversa de las instituciones educativas para evaluar y diagnosticar las acciones necesarias para erradicar este tipo de violencia, la implementación de estas directrices retoman una estrategia efectiva a partir de herramientas como cuestionario de evaluación a los mecanismos de prevención y atención, un modelo de protocolo de atención en los casos de acoso, entre otros.

Exhortó a unir esfuerzos para que los centros educativos sean un entorno seguro para las mujeres universitarias, pues el compromiso que hoy tenemos todas las instituciones es hacer que todos los espacios y lugares garanticen para que se puedan ejercer todos los derechos.

Image

Instó por último: hagamos de México un país inclusivo en donde la educación, el trabajo, las oportunidades alcancen y se alcancen en igualdad de condiciones. No hay cabida a ningún tipo de violencia. Estas son las transformaciones que hacen historia.

Por su parte el Subsecretario Concheiro Bórquez expresó que la participan de los “archipiélagos de la educación”, integrados en un sistema que refleja una unidad en la diversidad, busca una verdadera revolución de las conciencias que permita comprender que el sistema patriarcal, sobre todo en las instituciones de educación superior, reproduce una socialización diferencial entre los géneros y una marcada violación de los derechos humanos hacia las mujeres.

Image

El Subsecretario de Educación Superior instó a todas las instituciones de educación superior, públicas y privadas, a asumir inmediatamente estas directrices como un marco insoslayable para revisar, fortalecer o desarrollar instrumentos institucionales efectivos, viables y factibles que atiendan la violencia hacia las mujeres en nuestras instituciones, el derecho a la vida y los derechos humanos de las mujeres, hoy seriamente amenazados dentro y fuera de nuestras instituciones de educación superior.

“Necesitamos, puntualizó, una revolución de las conciencias y una transformación radical de la realidad de nuestras instituciones de educación superior”.

Image

Por su parte el Jaime Valls Esponda, secretario ejecutivo de la ANUIES, celebró la presentación de estas directrices generales que sientan las bases para el desarrollo e implementación de una política institucional integral que tenga como centro la perspectiva de género, la igualdad de derechos y oportunidades y el deber y el derecho a la no discriminación entre mujeres y hombres.

Aporta, agregó, los principales elementos para la elaboración, implementación y fortalecimiento de los mecanismos para prevenir, atender, sancionar y dar seguimiento a las medidas adoptadas por las autoridades competentes para la erradicación del hostigamiento y acoso sexual en las instituciones de educación superior, los cuales deberán estar alineados a una política institucional, protocolo o código de conducta en cada institución.

Image

Estas directrices establecen una serie de orientaciones entre las que destacan la incorporación de la perspectiva de género en los planes y programas de estudio para contrarrestar la violencia contra las mujeres, así como promover la capacitación en materia de igualdad de género, hostigamiento y acoso sexual en toda la comunidad universitaria. La generación de investigaciones, estudios y estadísticas que contribuyan a la disminución de las brechas de desigualdad de género y la violencia contra las mujeres en las instituciones de educación superior.

Consulta: Directrices SES-INMUJERES