CONSEJO PARA LA ACREDITACIÓN DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR A.C.

La puesta en marcha del Curso de Formación y Actualización de Evaluadores del Consejo de Acreditación de Programas Educativos en Matemáticas (CAPEM), se suma de manera oportuna y pertinente a las acciones para avanzar en el horizonte futuro de la acreditación superior, en un contexto internacional que demanda reinventar la educación superior y un entorno nacional con un nuevo enfoque jurídico del aseguramiento de la calidad educativa.

Acompañado por el Dr. Gustavo Montaño, presidente del CAPEM, el Mtro. Miranda Ayala dijo que durante La semana que dura el curso, expertos académicos profundizarán, reflexionarán y aportarán sobre elementos sustanciales que nos fortalecen a todos, especialmente a la excelencia, en temas como las funciones y tareas del evaluador; los principios éticos; el aprendizaje; la vinculación y la infraestructura, entre otros. “Como bien lo saben la excelencia es una tarea inacabada que demanda de esfuerzos constantes y permanentes”.

Image

Durante la ceremonia de inicio, celebrado de manera virtual, el también Presidente de la Red Iberoamericana para el Aseguramiento de la Calidad en la Educación Superior (RIACES), refirió que en la reciente 3a Conferencia Mundial de la Educación Superior convocada por la UNESCO, puso en relieve que quienes nos dedicamos al aseguramiento de la calidad, podemos ser importantes palancas para el cambio de la educación superior teniendo siempre presente a la responsabilidad social o propugnando que, en nuestros paradigmas, todos los tipos de aprendizaje se complementen y suplementen entre sí.

Ante los participantes del curso -20 académicos de 13 Instituciones de Educación Superior- dijo también que estamos en un renovado proyecto social en el que la Ley General de Educación Superior y el Sistema Nacional de Evaluación y Acreditación están transformando a la acreditación dándole la importancia y el impulso que requiere.

Image

Por su parte el Dr. Gustavo Montaño, y quien como presidente del CAPEM hace unas semanas recibió del COPAES el refrendo como Organismo Acreditador, destacó el papel clave de los evaluadores académicos, centrales en los procesos de aseguramiento de la calidad. A lo largo de su historia, el CAPEM se ha caracterizado por la búsqueda de la excelencia de la educación superior: tiene presencia en 16 entidades del país y ha acreditado 20 programas que benefician a una matrícula de alrededor de 4 mil 300 alumnos que se forman en 17 Instituciones de Educación Superior Públicas. Estos programas acreditados corresponden en 100 por ciento a programas de Instituciones de Educación Pública.

Posterior a la ceremonia de inicio de actividades del curso, el maestro Miranda Ayala se refirió al paisaje que nos legó la pandemia, caracterizado por un elevado abandono escolar en la educación superior, estimado en 300 mil estudiantes, además de una disminución de ingresos económicos en los hogares, brecha en el acceso a internet, y pudo en evidencia una ausencia de pedagogía digital en una gran mayoría de docentes.

Al referirse al panorama general de la acreditación de programas en la educación superior mexicana, refirió que si bien se ha avanzado de manera significativa en las últimas dos décadas, de las 3,576 IES activas, sólo 605 han evaluado uno o más de sus programas educativos, lo que representa el 16.9%. Es decir, el reto en materia de acreditación es mayúsculo.

Image

Dijo que en la Ley General de Educación Superior de abril de 2021, se establece por primera vez el Sistema de Evaluación y Acreditación de la Educación Superior, reconociendo la importancia del proceso de la acreditación para la mejora continua. En esta nueva ley se define al SEAES como el conjunto orgánico y articulado de autoridades, de instituciones y organizaciones educativas y de instancias para la evaluación y acreditación, así como de mecanismos e instrumentos de evaluación del tipo de educación superior. Es decir, se convierte en uno de los proyectos estratégicos para detonar transformaciones profundas en la educación superior.

Para llegar a su definición el COPAES y sus 31 organismos acreditadores han participado, junto con numerosos organismos académicos y destacados expertos, en las diferentes etapas de consulta, que llegarán a su punto culminante en diciembre de 2021, con la presentación oficial del SEAES, y la instrumentación de la nueva política nacional de evaluación y acreditación de la educación superior.

Explicó que la pandemia nos llevó a la transición urgente y sin planificación previa a modalidades de enseñanza remota de emergencia. En esa medida las instituciones universitarias llevaron adelante una serie de esfuerzos institucionales, académicos, tecnológicos, etc., que no estaban en sus agendas. Si bien las universidades de la región utilizaban plataformas virtuales de apoyo a la enseñanza, en su mayoría no eran propuestas institucionales, sino iniciativas individuales, sin embargo, fue la base de la continuidad pedagógica. En esa medida las instituciones han ido fortaleciendo las propuestas pedagógicas remotas de emergencia a nivel institucional.

Image

Ante esta realidad se ha mostrado la necesidad de certificar la calidad de las titulaciones o programas académicos de educación superior no presencial tanto a distancia como virtual, y como respuesta a ello la OEI, la RIACES y COPAES han creado el Sello de Calidad Kalos Virtual Iberoamérica, que viene a convertirse en el primer y único sello de calidad 100 iberoamericano.

Como conclusión de su amplia presentación, Miranda Ayala aseveró que la calidad educativa debe estar en la cima de las prioridades de las IES; el tránsito de lo presencial a lo remoto no es automático. Debido a la pandemia, más profesores estuvieron expuestos a prácticas de aprendizaje digital y llevaron a oportunidades positivas en su receptividad y adopción el aprendizaje en línea y digital, y hay que aprovechar el impulso.