CONSEJO PARA LA ACREDITACIÓN DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR A.C.

- Instrumento para impulsar y renovar los mecanismos de movilidad internacional entre la comunidad universitaria iberoamericana

La Organización de Estados Iberoamericanos, en colaboración con la Fundación Europea Sociedad y Educación (EFSE), presentaron el Informe “Universidad Iberoamérica 2030 en movimiento: Una Propuesta para la Movilidad Académica”, que materializa la creación de un instrumento para impulsar y renovar los mecanismos de movilidad internacional entre la comunidad universitaria iberoamericana.

Presentado por Mariano Jabonero, secretario general de la OEI y por Javier Vidal, de la Universidad de León, España, por la parte técnica, la propuesta es una plataforma que busca contribuir a remover los obstáculos a la movilidad, bajo la premisa de la colaboración, la practicidad, flexibilidad, simplicidad y efectividad, y que responda a la necesidad de contar con un espacio propio del conocimiento que haga posible una mayor movilidad de estudiantes y profesores universitarios.

Durante la sesión vía internet, se contó con la participación de Salvador Malo, director general de Aseguramiento de la Calidad en la Educación y en el Trabajo, S.C. (ACET); Héctor Casanueva, vicepresidente Ejecutivo del Foro Académico Permanente de América Latina y el Caribe-Unión Europea, y Francesc Pedró, director del Instituto Internacional de la UNESCO para la Educación Superior en América Latina y el Caribe (IESALC), que formaron parte del equipo de expertos de la región que participaron en esta iniciativa.

Image

Estrategia Universidad Iberoamérica 2030, para impulsar intercambio académico

Mariano Jabonero expresó que somos la segunda región del mundo en la que menos han crecido los intercambios académicos. Revertir esta tendencia es una de las líneas de trabajo fundamentales de la estrategia Universidad Iberoamérica 2030, pues resulta difícilmente justificable que una comunidad como la iberoamericana, forjada después de siglos de continuos intercambios e influencias mutuos y que constituimos la mayor región bilingüe del mundo, estemos a la cola en movilidad académica, sólo por delante de África, de ahí la trascendencia de una propuesta que realmente permita remover los obstáculos a la misma, capaz de funcionar pese a la heterogeneidad de nuestros sistemas universitarios.

Refirió que las iniciativas de la OEI se enmarcan en la Agenda 2030 y su objetivo final es avanzar en un espacio compartido de educación superior e investigación. “Todo eso tiene que ver directamente con el progreso y bienestar del desarrollo de la región. Y tenemos que ser conscientes de que hablar de investigación y de ciencia en América Latina sin hablar de educación superior es imposible”.

Image

Expresó que elaboraron un informe muy amplio sobre la educación superior en América Latina y encontramos con que hay un gran problema de entrada: nuestros sistemas universitarios difícilmente son compatibles entre sí, y que haya proceso de reconocimiento. Lo demás puede ser una entelequia, un discurso vacío, de buenas intenciones, pero no mucho más. Y por eso, digamos, nuestra apuesta ha sido una apuesta regional, una apuesta a favor de la movilidad a través de la calidad. Y todo en un contexto de la pandemia del COVID 19 que ha complicado todo.

Referente a los créditos académicos y la propuesta de unidades de aprendizaje con evaluación y calificación, asignaturas o materias, se planteó que emplear el término “créditos académicos” genera controversias de muchos tipos, por lo que se optó por lo que realmente hacen los estudiantes que es: cursar asignaturas, materias, es decir una unidad. Lo que se busca es que las asignaturas sea la que se incluya en el certificado o titulo final del estudiante, más allá del crédito académico y a partir de ello mejorar la internacionalización en la región OEI.

Durante su intervención Salvado Malo, director general de Aseguramiento de la Calidad en la Educación y en el Trabajo (ACET), consideró que se trata de una propuesta concreta, precisa y realista para introducir y operar un reconocimiento orientado a la movilidad de estudiantes en Iberoamérica y lo que ello implica: el establecimiento de una nueva métrica y el uso de una plataforma. “Tenemos confianza que propicie que las universidades de la región abran sus mejores unidades de aprendizaje a estudiantes”.

Este llamado a la apertura de planes y programas de estudios de calidad a estudiantes externos conducirá en poco tiempo a una creciente confianza entre las universidades iberoamericanas, confianza que lleve a la continua incorporación de más instituciones, instituciones y estudiantes de la región.

Image

Por su parte Francesc Pedró, director del Instituto Internacional de la UNESCO para la Educación Superior en América Latina y el Caribe (IESALC), manifestó su reconocimiento al esfuerzo liderado por la OEI para conseguir que efectivamente se disponga de una guía que “yo creo que es un paso necesario. No sé hasta qué punto será suficiente, pero sí, desde luego necesario y muy demandado para progresar en esta vía de la movilidad”.

OEI-RIACES: armonización de criterios de calidad para la educación superior

La plataforma presentada por la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) converge con las acciones colaborativas que se han formalizado con la Red Iberoamericana para el Aseguramiento de la Calidad en la Educación Superior (RIACES), actualmente presidida por el titular del Consejo para la Acreditación de la Educación Superior (COPAES), y que tiene como propósito fundamental promover entre sus miembros la cooperación, el intercambio y la armonización de criterios de calidad para la educación superior.

OEI y RIACES han generado sinergias frente a los profundos cambios que está experimentando la educación universitaria como consecuencia de la pandemia de COVID-19 y que han exigido una respuesta coordinada por parte de los órganos de acreditación de la calidad universitaria iberoamericanos, para ofrecer a los estudiantes y a la sociedad en su conjunto, la confianza en las Instituciones de Educación Superior (IES) de la región.

Image

Destaca la creación de un sello conjunto que acredita la calidad de las titulaciones impartidas en modalidad a distancia, de acuerdo con los estándares e indicadores señalados en la Guía Iberoamericana para la Evaluación de la Calidad de la Educación a Distancia, realizada por la OEI y en la que participó RIACES. Todo ello tendrá un impacto significativo en la internacionalización solidaria, en la movilidad en la región iberoamericana con altos estándares de calidad, actividades encaminadas a contribuir con la implementación de la estrategia de la OEI denominada Universidad Iberoamérica 2030.