Historia

Las últimas décadas se han distinguido por ser la era de la sociedad del conocimiento. Una sociedad que transita por este espacio requiere de más instituciones educativas que respondan adecuadamente a las delicadas tareas de formación de profesionales, investigadores y técnicos, así como a las de generación, aplicación y transferencia del conocimiento para impulsar el crecimiento del país.
 
Adicionalmente, las nuevas circunstancias requieren de un cambio en las concepciones sobre los paradigmas de enseñanza y aprendizaje, mismas que deben ser sometidas a un control de calidad riguroso para colocar a los estudiantes en entornos cada vez más competitivos. En este sentido, el aseguramiento de la calidad es igualmente importante desde la perspectiva del empleo y la cohesión social.
 
Con esto en mente, la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), que actualmente concentra 175 Instituciones de Educación Superior, acordó la creación de un organismo no gubernamental que regulara los procesos de acreditación y a las organizaciones especializadas que realizaran esta labor. Dicha propuesta fue cristalizada en el año 2000 con el surgimiento del Consejo para la Acreditación de la Educación Superior (Copaes).
 
Durante la primera década, el Copaes operó al amparo de la estructura de los Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior (CIEES); sin embargo, atendiendo a las acciones prioritarias del Programa Sectorial de Educación 2007-2012, el 26 de febrero de 2010, la Asamblea General del Copaes tomó la decisión de separar orgánica y estructuralmente a los dos organismos, a fin de articular el quehacer de las diferentes instancias de evaluación y acreditación existentes, y concretar la creación de un Sistema Nacional de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Educación Superior.

 

Entre los compromisos fundamentales que asume el Copaes ante la SEP, se mencionan los siguientes:

  • Otorgar reconocimiento a las organizaciones acreditadoras.
  • Cooperar con organismos análogos de otros países para intercambiar experiencias.
  • Difundir los casos positivos de acreditación.
  • Supervisar el desempeño de las organizaciones acreditadoras.
  • Fungir como órgano de asesoría y consulta de la SEP en materia de acreditación.
  • Informar a la sociedad sobre los programas de calidad y las instituciones que las imparten.

 

El 8 de septiembre de 2011 se firma el convenio modificatorio que amplía las facultades del Copaes y ratifica las que tiene originalmente conferidas. Las nuevas atribuciones son:

  • Diseñar e implementar mecanismos para reconocer organismos internacionales que acrediten en México.
  • Asesorar a la SEP en el cumplimiento de los compromisos internacionales relacionados con el reconocimiento mutuo de títulos, diplomas y grados académicos.
  • Desarrollar estudios estadísticos e investigación para orientar el quehacer de las autoridades educativas.
  • Elaborar e instrumentar mecanismos y estrategias para la profesionalización y certificación de los evaluadores.
Asamblea General
Secretaría de Educación Pública, SEP (a través de la Subsecretaría de Educación Superior)
Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior, ANUIES
Federación de Instituciones Mexicanas Particulares de Educación Superior, A.C.
Federación de Colegios y Asociaciones de Médicos Veterinarios Zootecnistas de México, A.C.
FBarra Mexicana, Colegio de Abogados, A.C.
Instituto Mexicano de Contadores Públicos, A.C.
Academia Mexicana de Ciencias, AMC
Academia Nacional de Medicina de México
Academia de Ingeniería, IA
Colegio de Ingenieros Civiles de México, CICM
Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior, CIEES
Consejo Asesor

El Consejo Asesor es el principal órgano de apoyo y orientación del Copaes, que incorpora la visión de expertos que han demostrado un compromiso permanente con el desarrollo del sistema educativo, particularmente en el tipo superior. Su propósito es propiciar una mejora continua en el funcionamiento del Consejo.

Fue instalado el 8 de septiembre de 2011 en ceremonia protocolaria.

Éste desarrollará importantes funciones que orientarán el quehacer del Copaes en el ámbito nacional e internacional. Entre sus atribuciones se encuentran las siguientes:

  • Asesorar y brindar apoyo a la Dirección General del Copaes;
  • Emitir opiniones y formular sugerencias en relación con el  funcionamiento de la institución;
  • Intervenir en la evaluación y selección de proyectos académicos y administrativos que contribuyan a mejorar el desempeño del Copaes;
  • Propiciar la cooperación y coordinación de iniciativas con otras instituciones involucradas en la evaluación y acreditación de la educación del tipo superior en México;
  • Fungir como centro de reflexión que impulse el perfeccionamiento y el enriquecimiento de las actividades institucionales.
¿Qué es acreditación?

La acreditación de un programa académico del tipo superior, es el reconocimiento público que hace una organización acreditadora no gubernamental y reconocida formalmente por el Consejo para la Acreditación de la Educación Superior (Copaes), en el sentido de que el programa cumple con ciertos principios, criterios, indicadores y estándares de calidad en su estructura, así como en su organización, funcionamiento, insumos y procesos de enseñanza, servicios y resultados.

Estos elementos están sometidos a una revisión periódica y actualización permanente.

¿Cuál es la diferencia con la evaluación diagnóstica?

En términos generales, la evaluación tiene propósitos de diagnóstico y de formulación de recomendaciones encaminadas a elevar la calidad de las instituciones y de sus programas; está ligada a la toma de decisiones y a la formulación de políticas por parte de las instituciones que se someten a este procedimiento. En el caso de México, ésta es realizada por los Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior (CIEES).

En su mayoría, los procesos de acreditación parten de una evaluación previa, misma que permite contrastar programas o instituciones de educación superior con los estándares establecidos por organismos externos y con facultades para otorgar la correspondiente acreditación. Sólo las organizaciones acreditadoras reconocidas por el Copaes son quienes realizan esta labor en México.

La diferencia fundamental entre la evaluación y la acreditación radica en el papel del agente que evalúa o acredita; el evaluador puede ser interno o externo, mientras que el acreditador es necesariamente externo. El trabajo de los evaluadores forma parte del desarrollo de las instituciones, mientras que los acreditadores confieren o niegan un aval a la labor de la misma institución.

En resumen, el evaluador se compromete con el mejoramiento de la calidad y el acreditador certifica que esa calidad existe. Ambos mecanismos, que tienen su razón de ser en el aseguramiento de la calidad, no son equivalentes, pero sí complementarios.

En el caso de la evaluación diagnóstica, al obtener el nivel 1 se termina el proceso, mientras que en la acreditación cada cinco años los pares evaluadores hacen una revisión del programa; a este procedimiento se le llama reacreditación para la mejora continua.