Historia

Las últimas décadas se han distinguido por ser la era de la sociedad del conocimiento. Una sociedad que transita por este espacio requiere de más instituciones educativas que respondan adecuadamente a las delicadas tareas de formación de profesionales, investigadores y técnicos, así como a las de generación, aplicación y transferencia del conocimiento para impulsar el crecimiento del país.
 
Adicionalmente, las nuevas circunstancias requieren de un cambio en las concepciones sobre los paradigmas de enseñanza y aprendizaje, mismas que deben ser sometidas a un control de calidad riguroso para colocar a los estudiantes en entornos cada vez más competitivos. En este sentido, el aseguramiento de la calidad es igualmente importante desde la perspectiva del empleo y la cohesión social.
 
Con esto en mente, la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), que actualmente concentra 175 Instituciones de Educación Superior, acordó la creación de un organismo no gubernamental que regulara los procesos de acreditación y a las organizaciones especializadas que realizaran esta labor. Dicha propuesta fue cristalizada en el año 2000 con el surgimiento del Consejo para la Acreditación de la Educación Superior (Copaes).
 
Durante la primera década, el Copaes operó al amparo de la estructura de los Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior (CIEES); sin embargo, atendiendo a las acciones prioritarias del Programa Sectorial de Educación 2007-2012, el 26 de febrero de 2010, la Asamblea General del Copaes tomó la decisión de separar orgánica y estructuralmente a los dos organismos, a fin de articular el quehacer de las diferentes instancias de evaluación y acreditación existentes, y concretar la creación de un Sistema Nacional de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Educación Superior.

 

Entre los compromisos fundamentales que asume el Copaes ante la SEP, se mencionan los siguientes:

  • Otorgar reconocimiento a las organizaciones acreditadoras.
  • Cooperar con organismos análogos de otros países para intercambiar experiencias.
  • Difundir los casos positivos de acreditación.
  • Supervisar el desempeño de las organizaciones acreditadoras.
  • Fungir como órgano de asesoría y consulta de la SEP en materia de acreditación.
  • Informar a la sociedad sobre los programas de calidad y las instituciones que las imparten.

 

El 8 de septiembre de 2011 se firma el convenio modificatorio que amplía las facultades del Copaes y ratifica las que tiene originalmente conferidas. Las nuevas atribuciones son:

  • Diseñar e implementar mecanismos para reconocer organismos internacionales que acrediten en México.
  • Asesorar a la SEP en el cumplimiento de los compromisos internacionales relacionados con el reconocimiento mutuo de títulos, diplomas y grados académicos.
  • Desarrollar estudios estadísticos e investigación para orientar el quehacer de las autoridades educativas.
  • Elaborar e instrumentar mecanismos y estrategias para la profesionalización y certificación de los evaluadores.